No regreses
Serénate. Tu bestia necesita que te serenes. Has estado al borde del camino, has encontrado otras rutas que llevan al infierno. No regreses. Puedes avanzar por cualquier senda. Puedes seguir tu intuición. Puedes fallar. Puedes morir. Mantener activas la mayor cantidad de posibilidades para tu futuro es la forma que has elegido como la correcta. Necesitas la mutación. Necesitas la exigencia. Necesitas la flexibilidad de tus músculos y de tu mente para adaptarte al frío y resolver el misterio de la noche. Eres tú frente a ti mismo, pero no estás en guerra. Te guía la satisfacción de quien sabe quien es y por qué respira.
Eres fuerte, animal fogoso. Te has declarado libre, te has declarado albatros. 
Toca mi piel si lo deseas. No lo necesito, aunque me resulta agradable. Bésame, hazme parte de tu luz por el instante que compartamos juntos. Conoce mi oscuridad, es tan brillante como mi bondad.
26 de febrero de 2017